Meishu-Sama

meishu-sama transmite johrei center uruguay
"Siempre afirmé que nuestra Institución abraza el Cristianismo, el Sintoísmo, el Budismo, el Confusionismo, la filosofía, las ciencias, el arte, en fin, todas las expresiones de la cultura. Entre ellas, le dedicamos especial atención a los problemas concernientes a la enfermedad, a la salud y a la agricultura en el campo de la ciencia y también en el de las artes."

Mokichi Okada
, cuyo nombre religioso es Meishu-Sama, nació el 23 de diciembre de 1882, en Tokio, Japón. Desde niño, fue una persona dedicada a las artes y preocupada por los problemas de la humanidad. Luego de afrontar innumerables dificultades en su vida familiar y empresarial, se fue acercando cada vez más a la filosofía, la religión y al estudio sobre el origen del sufrimiento humano.
En 1926, alcanzó el estado de suprema iluminación, cuando fue revelado por Dios su misión y le fueron concedidos el conocimiento y la fuerza necesaria para la construcción de una nueva civilización material y espiritualmente desarrollada. En 1945, Meishu-Sama inició en Japón, la construcción de prototipos del Paraíso Terrestre, también conocidos como Suelos Sagrados. Su objetivo era dejar para la humanidad la base para la construcción de un Mundo Ideal, materialización de la Verdad, del Bien y de la Belleza (Arte), a través de prototipos del Paraíso en las ciudades de Hakone, Atami y Kyoto. Estos representarían la síntesis de toda su filosofía y la propia misión de la Institución, la construcción del Paraíso Terrestre.

Suelos Sagrados de Japón (Hakone, Atami y Kyoto)

suelos-sagrados-japan-johrei-uruguay
Además de Japón, ya existe Suelos Sagrados en Brasil y en Tailandia, y será construido uno más en el continente africano, en la ciudad de Cacuaco (Angola).

Suelos Sagrados de Guarapiranga (Brasil) y de Saraburi (Tailandia)
suelos-sagrados-brasil-tailandia-johrei-uruguay
Todavía su mayor legado fue otorgar a la humanidad el permiso para que cualquier persona sea capaz de transmitir la poderosa Luz de Dios, conocida por el nombre de Johrei, que purifica el cuerpo y el espíritu, y elimina la verdadera causa de todos los sufrimientos humanos, trayendo salud, paz y prosperidad al mundo.
En vida, escribió más de 300 mil puntos focales, conocidos por el nombre de “Ohikari” (medalla de la Luz Divina), que permiten que cualquier ser humano sea representante de Dios y manifieste Su amor y Su fuerza de salvación a su semejante.Meishu-Sama aún escribió millares de textos a respeto de la salud, alimentación, agricultura, arte, política, educación, entre otros asuntos, todos ellos revelados por Dios, como dirección para la transformación de la cultura materialista y egoísta en altruista y espiritualista.
Al fallecer, en 10 de febrero de 1955, el fundador había dejado prontas las bases del Mundo Ideal, donde la salud, la prosperidad y la paz pudiesen imperar.

"Quien desea ser feliz debe primero hacer felices a sus semejantes."

Meishu-Sama